martes, 16 de septiembre de 2008

Amarrado a tu sonrisa





Apenas había aparcado el tirachinas
cuando entre mil ternuras destilados
me bebí los ardores de la noche.

Allí,
al borde del maizal tupido,
sobre un lecho de hierba
y un techo de ocaso
que tamizaba luciérnagas,
amante adolescente yo,
y ella y su adulto adulterio
gobernando con dulzura
el timón desbocado de mi instinto,
reescribimos a dúo el Kama Sutra,
sin sospechar siquiera que,
tras el aroma a maíz recién regado
y los arrullos de amor sudando besos,
a nuestras espaldas,
barajando silencios,
deshojaba margaritas el futuro.

Después,
sin echar el ancla
en el abismo eterno de sus ojos,
navegué otros océanos sin memoria,
al amparo del sueño vigilante,
persiguiendo sirenas que florecen
en noches de suicidios despechados,
para resucitar cualquier mañana
resolviendo laberintos ardientes
de olas fogosas huérfanas de viento,
entre abrazos, cariños por instinto,
besos paganos y húmedos gemidos,
que se fueron perdiendo tras los tules
que el olvido -ese artesano insigne-
teje laborioso entre las sienes
a ritmo de reloj impenitente.

Sólo el eco de un trino de cristal
resonando con fuerza en mis arterias,
hizo callar su canto a las chicharras
y levantar el vuelo migratorio
a las gaviotas pasajeras,
sin advertir que de nuevo a mis espaldas,
tras la cara oculta del silencio
y con las cartas marcadas,
Eros, repartiendo futuro,
me amarraría eternamente a tu sonrisa.

© Antonio Urdiales Camacho ~ ® Agosto 2006


4 comentarios:

Rocío dijo...

Eros, repartiendo futuro,
me amarraría eternamente a tu sonrisa.


Enhorabuena.
Volveré a saborear tu poesía.

Juxlio dijo...

Excelente reflexion... creo es el primer escrito de este tipo que siento en sus palabras mi forma de expresar... un honor leer y sentir esa similitud en la codificacion de los sentimientos... gracias por tu comentario en mi blog y espero que como yo en el tuyo siempre vuelvas por leer un poco más...

http://poesiapoeta.blogspot.com/

Antonio Urdiales dijo...

Muchas gracias Rocío por acercarte y comentar mis versos. Pido perdón por el despiste y no haberte contestado antes. Mi torpeza hace bueno el dicho de que en la vida todo llega.

Un abrazo.

Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Juxlio, puedes hacer tuyo el comnetario que le acabo de hacer a Rocío. Lo siento. Trataré en lo sucesivo de que no vuelva a ocurrir.

Un abrazo y gracias, de verdad, por tu comentario.

Antonio

Esos malditos bastardos

      Ved que entenderme es muy sencillo, basta con saber que hay veces que las palomas del tiempo me sobrevuelan nosta...