lunes, 20 de agosto de 2012

Los gritos del silencio







 

Hoy el alma se derrama en pena,
 
rebosa horizontes perdidos,
 
fríos universos de silencios
 
que me gritan mudos tu abandono.
 

¡Qué engañoso es este mundo!
 
¡Qué equivocado está aquél
 
que embriagado del néctar de Venus
 
se sueña eterno en memoria ajena!
 

Que es la memoria olvidadiza,
 
inconstante, traviesa y despistada,
 
que gusta de regresar a la nostalgia
 
para acabar perdida entre las brumas
 
que ciñe al manglar de los recuerdos.
 

Presumida, a veces hilvana sueños
 
que envuelve en nubes de olvido,
 
o teatrera e ingeniosa,
 
juega a desandar el calendario
 
regresando el tiempo en los relojes
 
para soñar arcanos de posibles
 
que nunca fueron tales.
 

Pero hoy, traidora y cruel,
 
juguete vengador de la añoranza,
 
hurga entre espinas enquistadas,
 
desempolva angustias relegadas
 
a la oscura sepultura del olvido
 
y viola, insaciable, mis recuerdos
 
para lanzarme sin piedad
 
al abismo mortal de tu silencio.

 

© Antonio Urdiales ~ Talavera de la Reina

Esos malditos bastardos

      Ved que entenderme es muy sencillo, basta con saber que hay veces que las palomas del tiempo me sobrevuelan nosta...