lunes, 13 de octubre de 2008

Donde arde en silencio la palabra















Aunque agotado ya de esperar tanto
regrese el sueño a adormilar los sueños;
aunque el corazón del ocaso lata
entre un eco de espejos enfrentados
que prolongan mi sombra al infinito;
aunque grite el reloj impenitente
que el ayer es un sueño irrepetible,
que acaricio ya el mañana con mis manos
y el alba se anochece tan deprisa…

O aunque la sed se beba soledades
y el canto se me asfixie en la garganta,
aún no seré cadáver de mí mismo
ni callará mi verso su miseria,
mientras la nube del dolor ajeno
descargue en mi vergüenza avergonzada,
como una puñalada negra y fría,
esta lluvia de rabia y de impotencia
que hilvanada a ese otoño prematuro
se me asoma insolente a la mirada,
desborda los límites del párpado,
y humedece la fiebre de los labios
donde arde en silencio la palabra.

© Antonio Urdiales Camacho ~ ® Septiembre 2008

8 comentarios:

Zarela dijo...

"aunque grite el reloj impenitente
que el ayer es un sueño irrepetible,..."

Nunca nos resignaremos...cariños.
http://letrasdezarela.blogspot.com

Maria Fischinger dijo...

Si todos sintieramos esa necesidad de pedir justicia para el hermano, este mundo seria mejor.
Bello blog.
Gracias por dejarme su huella en el mio.
Maria

Elisa dijo...

Hola Antonio, gracias por pasar a mi balcón y hacerme descubrir el tuyo. Buen poema, cuidada la forma, y con imágenes que hacen refexionar al lector sobre el tiempo, su fugacidad, su relatividad. Te enlazo en mi blog y así no te pierdo pista.

Un saludo!

Antonio Urdiales dijo...

Así, es amiga Zarela, nunca nos resignaremos. Gracias por acercarte y comentar.

Un abrazo.
Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Sin duda, María, sin duda. Ojalá y todos fuéramos un poquito más conscientes.

Gracias por acercarte y comentar.

Un abrazo.

Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Elisa, muchas gracias por acercarte, comentar y enlazarme a tu blog. yo haré lo mismo con el tuyo.

Un abrazo.

Antonio

Luis I. Rodríguez B. dijo...

La palabra es el espejo que refleja nuestro sueño y nuestro verso desborda la sombra y el sentido de la palabra a través del silencio.

Te invito a compartir

http://elprincipianteysusombra.blogspot.com

http://elprincipianteviajero.blogspot.com

Antonio Urdiales ~ dijo...

Luis I.

Gracias por tus palabras y por esas invitación que acepto de buen grado. Nos leemos.

Un abrazo.

Antonio

Esos malditos bastardos

      Ved que entenderme es muy sencillo, basta con saber que hay veces que las palomas del tiempo me sobrevuelan nosta...