viernes, 12 de diciembre de 2008

Quiero que estallen mis silencios















Quiero que estallen mis silencios esta noche,
como estalla un volcán, en fuego vivo,
y con grito ronco romper el eco de la aurora,
para decirle al mundo que aún no he muerto.

Que, aunque vencido por tu ausencia
hibernaba abrazado un instante a mis angustias
hoy, por fin, algo quebró mi cobardía
y aquel sueño que perdí, de un aroma femenino,
ha quedado enterrado, finalmente,
bajo el polvo del camino recorrido.

Por las vidas no vividas que aún me quedan,
alzo mi copa y brindo jubiloso,
para beberme hasta las heces la alegría
que embriague las arrugas que en el alma llevo.

Comenzaré de nuevo a cabalgar los vientos
y cruzaré veloz de parte a parte
el rio de las nostalgias sin mojarme;
le robaré a la mañana su luz y su perfume,
saquearé al ocaso su paz y sus colores,
y exprimiré la locura desbocada de la noche.

Quiero atrapar desde el presente, sin distancias,
el humanismo en la ceguera de mi pluma,
desterrar como argumento la violencia,
y reencarnarme en la memoria del futuro.

Quiero amar de nuevo, hasta que salten
mis venas impulsadas por la sangre,
sentir de la vida su fragancia,
abrasarme en el volcán de mis pasiones,
y gozar, rebosando lava hirviente,
en los valles de las diosas descaradas

Buscaré la paz de una mirada amiga,
de un gesto fiel, de un beso tierno,
y atravesará mi sombra la luz de los espejos,
hasta encontrar el calor de una sonrisa amable.

Quiero exprimir la vida, hasta asfixiarla,
hasta sentir como saltan los goznes de las puertas
que me impiden mirar y ver que ocurre,
cuando agotada ya la tinta del tintero,
muera en el silencio de mi pluma,
y me pierda en la espiral del infinito.

© Antonio Urdiales ~ ® Diciembre 2000

10 comentarios:

Zarela dijo...

"Comenzaré de nuevo a cabalgar los vientos
y cruzaré veloz, de parte a parte,
el rio de las nostalgias sin mojarme;
le robaré a la mañana su luz y su perfume,
saquearé al ocaso su paz y sus colores,
y exprimiré la locura desbocada de la noche."

Aquí me pareció ver a un caballero, con armadura traslucida, reflejando los brillos del sol. Un caballero en pro de su misión empuñando una palabra, blandiéndola sobre la cruel humanidad, despojándose de miedos, dejando atrás sus propios dolores para hacerse cargo de defender las injusticias que otros cometen…bien por este poema que no me canso de leer, sumamente bello en palabras que me emocionan y pintan hermosos paisajes, y sentimientos puros…gracias por esas letras…besitos cariñosos

Rosario dijo...

"Es bien sabido
que para ocupar un espacio
primero ha de estar vacío "
¡Qué no falten las ganas
y que revivan tus sentidos !
Seguiré leyéndote pero te dejo los primeros deseos de alegrías para ti ,en estos días y siempre.Rosario

Sería un placer recoger tu premio pero...
¿ cómo corresponder ?
no dispongo de tiempo,ni conocimientos para hacer lo mismo,sólo puedo leer y apenas comentar.Graciassssss

Now or Never dijo...

Impresionante, no tengo palabras. Desde la primera hasta la última letra.
Enhorabuena Antonio. Eres fantástico.

princesa_bacana dijo...

Quiero ser la luz que nazca desde ese grito inicial, de tu estallido: testigo y parte de esa nueva cabalgata a todo galope, a pelo, sobre la vida.

Besotes!

Patricia

(cuántos años pasaron ya, querido poeta…)

Antonio Urdiales dijo...

Zarela, mi querida amiga, como siempre gracias por el seguimiento fiel a mis letras y esa lectura interesante que siempre les dedicas.

Un abrazo.

Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Rosario, ya has correspondido, sólo tienes que recogerlo y colocarlo en tu blog y ya está. El premio es un regalo.

Gracias por tu fidelidad.

Un abrazo.

Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Now or Never

Muchas gracias, querdia amiga, por estar siempre fiel junto a mis poemas.

Un abrazo.

Antonio

Antonio Urdiales dijo...

Princesa

Tú siempre has sido luz, no lo dudes. ¿Años? Pero... ¿no era ayer, cuando...?

Un abrazo.

Antonio

Anónimo dijo...

¿ Se pueden poner opiniones negativas?. Este me ha resultado algo "desgarrador", me gustaria leer algo tuyo, pero en prosa.
Un saludo.
Anónimo divertido

Antonio Urdiales dijo...

La libertad de expresión, siempre desde el respeto, es total en este blog, con lo que no dudes que se pueden poner comentarios negativos ¡faltaría más!

Siento que te haya resultado "desgarrador", y en cuanto a lo de leer algo mío en prosa, aunque no me lo he planteado, todo es posible.

Un abrazo.

Antonio

Esos malditos bastardos

      Ved que entenderme es muy sencillo, basta con saber que hay veces que las palomas del tiempo me sobrevuelan nosta...